Nueva Cosecha
Por Yaritza Santiago
15 de mayo de 2005

Cuando se escucha hablar de Ia poderosa in­dustria del entretenimiento en Puerto Rico, nos viene a la mente algunos fascinantes espec­táculos que han producido exitosos empresarios como Angelo Medina, Rafo Muñiz, Tony Mojena, Maritza Casiano, y José “Pepe” Dueño, quien re­cientemente trajo a la Isla al cantante de R&B Usher.

Sin embargo, una joven generación empresarios se está abriendo paso en esta industria con mucha pasión, sacrificio y empeño. La nueva cosecha son tres estudiantes uni­versitarios que resultaron finalistas de La sexta edición del Premio Exito Empresarial Universitario: Jafet Santiago Rivera, Karma Fernández, y Aida M. Cabrera, quienes también son dueños de negocios dedicados a la producción de eventos.

Y, a pesar de los retos que éstos han enfrentado en su corta carrera empresarial, han logrado arriesgarse y alcanzar resultados positivos en Ia competida industria de en­tretenimiento, la cual ha mostrado mucho potencial de crecimiento. Esta industria generó en el 2003 un gasto por parte del consumidor local de $3,357 millones, repre­sentando un 8.4% del gasto total de los consumidores, que sobrepasa los $40,140 millones anuales, según el eco­nomista Vicente Feliciano. “Ahora existe una variedad de eventos de espectáculos que implican más alternativas para los consumidores y más opciones para los empresarios”, dijo Feliciano.

NACE SPARKOF ENTERTAINMENT

Con apenas 23 años de edad, Jafet Santiago Rivera, residente de Cabo Rojo y quien se gradúa este mes de su bachillerato en Telecomunicaciones de Ia Universidad del Sagrado Corazón (USC), es propietario hace un año de Sparkof Entertainment Group Corporation, una empresa dedicada a la producción y diseño de eventos, promoción de espectáculos, manejo y representación de artistas.

Este joven siempre anheló ser dueño de su propio negocio, y persiguiendo su deseo, mientras cursaba su tercer año de Biología del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), tomó un curso de Creatividad e Innovación Empresarial en Ia facultad de Administración de Empresas, el cual le encantó y le hizo comprender que la Biología no era su pasión, aún cuando le quedaban dos años por graduarse.

“Estudiaba Biología porque siempre he estado com­prometido con el ambiente. Pero me apasioné con el tema de desarrollo de empresas, y mucho más cuando el profesor nos mostró, a través de ejemplos, que no siempre hace falta tener dinero para comenzar un negocio”, indicó Santiago. Desde su adolescencia estuvo envuelto en las telecomunicaciones pues fue animador de un programa cristiano televisivo, “Juventud.Net” y fue manejador de Ia banda musical “Agua”.

Buscando realizar su sueño, cambió de concentración y se mudó a San Juan para estudiar Telecomunicaciones en la USC. A sus 21 años, fundó la empresa Supernova, Entertainment ju nto a dos compañeros, pero no Ie fue bien y luego de un año fue cerrada por consentimiento de los integrantes. “Uno siempre tiene que darse uno que otro golpecito para aprender”, expuso ci joven quien aún con esta difícil experiencia se encaminó a establecer su empresa, y lo logró. Hoy día, la empresa cuenta con cinco empleados, in­cluyendo su socio y amigo Joel Vélez.

Su mercado meta son jóvenes entre las edades de 18 a 34 años que no consuman bebidas alcohó!icas ni cigarrillos. Una de sus primeras producciones fue ci evento D' Solution Fest, que realizado en ci municipio de Mayagüez en abril de 2004, principalmente en el fin de semana de la celebración de las Justas, contó con la participación de varios artistas de música sacra, atrayendo una audiencia de 2,000 personas.

“Yo quería ofrecer un evento para aquellos jóvenes que no tenían una alternativa real de disfrute para ese fin de semana”, dijo. Esta empresa también produce los “CollegeTours: Sentirse mal no está cool”, evento auspiciado por Pfizer Educador donde se realizan actividades musicales en varias universidades. Además, es manejadora de la banda “Yahweh”.

Para este joven, sus eventos no son solo un simple concierto pues cada uno que produce persigue transmitir un mensaje positivo. Por eso en ellos no se permite denigrar a la mujer o dar mensajes que no aporten algo positivo a los presentes. Sostuvo que a pesar de las múltiples limitaciones eco­nómicas, esta empresa ha logrado sobrevivir su pri­mer año logrando incre­mentar sus ingresos, pues en el 2004 reportó ganan­cias netas de $1,080. Este año, con el contrato con Pfizer, reporta ganancias de $14,000. Aunque no han conseguido los aus­picios de los productos que más promueven eventos musicales, como cervecerías o tabacaleras, dijo que ha logrado competir con grandes productores a tra­vés de otros auspicios. Entre sus planes, figura la posibilidad de producir para este verano el evento Rocketón 2005, que contará una mezcla musical de los géneros del rock y el reggaetón; y más adelante crear los Latin Christian Music Awards, una premiación de artistas cristianos, y los Latin Music Award, con artistas locales seculares. También desea incursionar en cine y televisión, y manejar otros artistas y bandas locales y extranjeras.

“Mi visión es que ésta será Ia empresa más grande de entretenimiento en Puerto Rico, y estará entre las más reconocidas a nivel internacional”, recalcó Santiago.

NUEVAS EMPRESARIAS DE LA MODA Y BELLEZA

Otro renglón de entretenimiento que cuenta con una nueva cosecha empresarial son las producciones de certámenes de belleza y modelaje. Hace tres años, Aida M. Cabrera, residente de Utuado y quien culminará este mes su ba­chillerato en Sistemas de Oficinas de la UPR en Utuado, fundó ci certamen Miss Model Fashion Infantil de Puerto Rico Inc., con el fin de ofrecer a niñas y jóvenes de cuatro a 18 años la oportunidad de competir en proyección y pasarela y representar la Isla en diferentes países.

Su motivación por establecer un negocio de este tipo surgió de su amplia experiencia en la industria pues durante su adolescencia participó en varios certámenes de modelaje en Ia que resultó finalista y ganadora. Esto, la llevó hace 13 años a establecer primero la academia de modelaje AC Model Agency.

Explicó que en un viaje a República Dominicana Ia candidata que llevó para representar a Puerto Rico ganó uno de los concursos, lo que Ia motivó entonces a establecer la franquicia Miss Model Fashion Infantil. Este tipo de certamen existe en 20 países, y en Puerto Rico, la tercera edición se realizará en ju lio de este año donde participarán 31 niñas. Este concurso cuenta con las categorías ‘baby model', ‘mini model', ‘pre teen' y ‘ teen model'. El pasado año participaron 25 niñas.

“Este evento brinda a las participantes que no han tomado cursos de modelaje, recibir talleres y de esa manera no están en desventajas con las demás”, dijo Cabrera, además de que ayuda a abrir oportunidades de empleo para estas jóvenes. Pero el proceso de montar el negocio no fue fácil, dijo, pues a parte de realizar muchas visitas a centros comerciales para reclutar niñas, y hacer diversas promociones, sostuvo que muchas personas ya no apoyan este tipo de evento.”

Pero aseguró que el grueso de este certamen no es la belleza sino la proyección y dominio escénico. Sus planes son abrir una agencia de talento en San Juan. “Crear una nueva empresa siempre es una innovación, Ia diferencia es la formación hacia ci desarrollo de las personas que reciben los beneficios que Ia empresa ofrece”, apuntó.

Otra estudiante exitosa en Ia rama de producción de eventos de modelaje es Karina Fernández, una joven de 21 años que hace tres años es propietaria de la compañía Buscando Estrellas. Esta empresa, que emplea cinco per­sonas, produce competencias de modelaje y certámenes de belleza y funge corno una agencia de talento brindando servicio a jóvenes femeninas de 16 a 24 años y a varones de 18 a 27.

La misma ofrece talleres para preparar y mejorar la calidad de los talentos, ya que los jóvenes no necesariamente tienen que tener experiencia en el campo artístico, según dijo Fernández, quien cursa su segundo año en Administración de Empresa de Ia Universidad de Puerto Rico, recinto de Carolina, y quien siempre estuvo involucrada en el modelaje pues fue modelo y bailarina.

Su espíritu empresarial surgió a los 17 años, mientras cursaba su undécimo año de la escuela superior José M. Lázaro, conocida”Kodak” en Carolina, cuando tuvo la idea de producir un ‘fashion show'. “Recuerdo que como 100 personas querían participar y yo les daba clase en el patio de Ia escuela de cómo proyectarse y vestirse”, dijo Ia joven, quien realizó el evento ante 500 personas y generó unos $4,000. Esta experiencia la motivó a crear el nuevo evento Buscando Estrellas, donde se regalaban premios, incluyendo viajes.

Para montar su negocio, no tuvo que conseguir préstamos con un banco sino que visitar auspiciadores y a través de los mismos modelos. Sus talentos han viajado a Ecuador, Paraguay, República Dominicana, y Miami, y en ju lio de este año viajarán a Mexico y Europa para representar a Puerto Rico en certamen de modelaje.

También abrió una oficina en Carolina, lanzó su revista anual, B Star Fashion y su página de Internet, www.buscandoestrellaspr.com. Sus planes son abrir una oficina en Arecibo, e internacionalizar la franquicia a otros países con miras a hacer un evento en Ia Isla donde cada talento presente la cultura de su país.[N]

 

 

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.