newheader

'Genio' fílmico llega a las estrellas que vence la tempestad

Domingo, 21 de Mayo de 2006
Por Marian Díaz
mdiaz1@elnuevodia.com

La vida de José Javier Ferrer Torres, ganador de Éxito Empresarial Universitario 2006, ha sido tumultuosa y llena de escollos. Pero eso no impidió que el dinámico joven echara adelante su visionaria empresa de entretenimiento Geniuz Mindz. (Jorge A Ramírez Portela)

A su corta edad, José Javier Ferrer Torres, ha conocido el sufrimiento bien de cerca. Perdió a su padre hace unos años, su mamá tuvo un accidente que la dejó ciega temporalmente y vivió varios años en la extrema pobreza y expuesto al mundo de las drogas en Estados Unidos.

Todas esas dificultades hubieran llevado por el mal camino a cualquier joven, pero no a este triunfador, quien por su creatividad, pasión y profesionalismo hoy se alza con el Premio Éxito Empresarial Universitario 2006.

“Yo quiero romper el mito de que aquí no se pueden hacer proyectos de calidad. Mi sueño es hacer vídeos internacionalmente”, contó el universitario en su entrevista con Negocios del Domingo. Este cursa el tercer año en Telecomunicaciones en la Universidad de Sagrado Corazón en Santurce.

Su amor por la música fue lo que lo motivó a establecer su empresa, Geniuz Mindz, Inc., especializada en la producción de películas cortas, audiovisuales musicales y largometrajes. Esta pequeña empresa ya ha realizado 15 vídeos musicales y produce actualmente un largometraje.

“Con la música supe que nada es imposible. Después de la desmotivación por la muerte de mi padre en el 2001, la música me trajo vida. Floreció una pasión por hacer esto, despertó mi vida y me di cuenta que podía hacer algo, y que mi futuro no dependía de un trabajo de ocho a cinco. En ese entonces, fue donde decidí aprender más de lo que me ha gustado desde niño, las cámaras de vídeos y la edición”, relató el joven de 25 años.

Su mamá le compró una computadora con un programa para hacer música integrado, y fue así que comenzó a sacar ritmos musicales que sonaban “fantásticos”. Eso lo entusiasmó y continuó comprando más equipos con el dinero que ahorraba de los trabajos de verano.

En tan sólo un año ya hacía ritmos a artistas conocidos de reggaetón. El nombre “Geniuz” surgió de unos amigos del barrio que lo llamaban “el genio” porque sabían que nunca había cogido clases de música, y por la rapidez en que los creaba, mientras “Mindz” fue por la creatividad que tenían él y sus compañeros que lo apoyaban en sus proyectos.

Aunque él no tenía contactos en la industria discográfica ni en las emisoras radiales, le sobraba el talento y el deseo de triunfar. Por eso, en el 2003 no dudó en presentar un demo del grupo La Unión -formado por él y unos amigos- al gerente de una estación de música de reggaetón del área oeste. “Yo decía sí no conozco gente, pues empiezo a conocerla ahora”.

Decididos a probar suerte, llegaron un día hasta Hato Rey donde estaban las oficinas centrales de la radioemisora Audio Activa, convencieron al ejecutivo, y su música empezó a escucharse en el oeste. “La gente llamaba a la emisora a pedir la canción de La Unión, eso era chévere”, dijo el entrevistado al agregar que el público no podía comprar el CD en ninguna tienda, porque lo que sonaba en la emisora era el demo.

“Hacíamos también parties locales, guisitos de $500 y nos dividíamos el dinero. Preparábamos jingles, y hasta al alcalde de Hormigueros le hicimos uno”, comentó sobre sus comienzos.

Ese mismo año se le ocurrió hacer una película que llevara un mensaje positivo a la gente, en particular a la juventud. La tituló “El Precio de la Fama”, y trata sobre tres jóvenes que buscan entrar al género musical más fuerte en Puerto Rico. Se les hace difícil y deciden hacer negocios ilegales en las calles para ganar dinero, ya que no conseguían trabajo. Después de una fuerte tragedia, ellos se dan cuenta que el camino fácil tiene su precio.

Ferrer Torres fue editor creativo en Adelphia News y también trabajó como DJ por las noches, con el propósito de ahorrar dinero para comprarse un auto, ya que viajaba en pon desde Hormigueros -su pueblo natal- hasta el área metropolitana donde estudiaba.

Sacrificios que rinden fruto

Sin embargo, al reunir unos $4,000 prefirió desistir de tener el carro y compró una cámara Panasonic. “Decidí invertir el dinero en algo que me beneficiaría por el resto de mi vida. Todos mis panas me decían que me comprara el carro, que no era seguro gastar en una cámara sin saber cuándo recuperaría el dinero”, relató.

Y de hecho, durante los primeros seis meses la cámara no le produjo ni un solo centavo. Contactó entonces a un amigo, Mackie, del dúo Yaga y Mackie, y le ofreció hacerle un vídeo de gratis para practicar. “Ese vídeo le agradó tanto que me gané mi primer trabajo grande bajo Univision Records”.

Geniuz Mindz tuvo la oportunidad de hacer el DVD de la producción “La Moda” de Yaga y Mackie. Con ese trabajo, viajó a las principales ciudades estadounidenses, y hasta aprovechó para filmar en Los Angeles, California una escena de su película “El precio de la fama”.

Ingenio es lo que le sobra a este talentoso joven. Consciente de que sus recursos eran limitados, Ferrer Torres aprendió a usar equipo casero y hasta incorporó “truquitos” en las grabaciones para que tuvieran un toque profesional.

“Trataba de grabar de día para no tener la necesidad de usar luces. Mis horas preferidas son de 2 a 5 p.m. Usaba un reflector de carros que me costó $13, ése me ha ayudado mucho y trabaja de la misma forma que un reflector profesional para vídeos que valen entre $80 a $200. Para lograr el movimiento de cámara usaba como dolly una pick up de mi vecino, me trepaba en el baúl mientras él conducía. Es genial la pick up porque puedes grabar en lugares donde el dolly se hace difícil”, dijo el ganador.

“También amarraba de la cámara un hilo con una pesa colgando. Esto hace que mientras grabe caminando, el movimiento sea más suave, como si tuviera puesto un steady cam. De esa forma, me ahorré $3,000, que es lo que vale un steady cam. Todavía uso estos trucos en los vídeos que grabo hoy día”.

Humildad captura al jurado

Fue precisamente esa creatividad lo que impresionó positivamente al jurado del Premio Exito Empresarial. “Es sumamente creativo, hace de tripas corazones y la calidad del producto final da la impresión que tuviera más y mejor equipo. Esto se resume en que tiene talento”, expresó el jurado sobre Ferrer Torres.

Pero quedaron más impresionados aún cuando lo entrevistaron por teléfono. “Nos impactó que es un muchacho humilde, sin ‘guille’ de artista o de Hollywood, con gran deseo de superación. El es el primero en su familia en graduarse de escuela superior y el único que está estudiando en la universidad. Y tiene también mucha conciencia social” añadió el trío de jueces.

Geniuz Mindz es un negocio incorporado. “Me di cuenta que para que te tomen en serio hay que hacer las cosas en serio. Cuando las personas sabían que era una corporación, por lo menos escuchaban”, dijo el ganador al agregar que fue su hermano Tomás quien le dio los $110 para la incorporación.

Este joven empresario se autodefine como una persona “bien sociable”, que se lleva bien con todo el mundo. Por eso, nunca ha encontrado grandes escollos a la hora de grabar. “Llegamos a los lugares con cajas de agua, con el equipo de trabajo como de seis personas y con los actores. Cuando grabamos en los residenciales las personas son bien cooperativas. Nos ofrecen ayuda sin interés, y se emocionan al ser parte de una película, y más cuando íbamos con los artistas. A veces las abuelas hasta nos cocinaban y era el mejor lugar para conseguir extras”, indicó.

No obstante, reconoce que por su juventud, más de un ejecutivo se ha sorprendido al enterarse que es él quien preside Geniuz Mindz. Cuenta que hizo un demo de su compañía en formato DVD y dejaba copias en estudios de grabación y en casas disqueras. Compañías como Universal Music, Univision y White Lion, quedaron encantados con su forma de trabajar; pero “siempre que me reunía con ellos, me preguntaban si José Ferrer iba a estar en la reunión. Como yo era tan joven no podían creer que yo era el dueño y la mente de toda la compañía”, lamentó. “Ser joven tiene sus desventajas, ya que muchos artistas prefieren una persona mayor y con experiencia, algunos sentían que es un riesgo confiar su vídeo a un joven”, añadió.

Sin embargo, Ferrer Torres es muy selectivo y tiene claro que Geniuz Mindz va a sobresalir dentro de la industria porque apuesta a la calidad de sus trabajos.

Diversifica su negocio

La producción de películas y vídeos no es el único proyecto de esta pequeña empresa. Hace unos meses, creó el primer álbum de estampitas de reggaetón titulado “Sticker álbum de reggaeton vol.1”.

La idea surgió cuando su hermano le compró a su hija Natalia un álbum de estampas de Barbie para el 2003 y ella le preguntó por qué no había uno de reggaetón. Dos años después, salió al mercado el álbum, que tiene en sus páginas a Calle 13, Lennox y a Mackie & Yaga, entre otros artistas del reggaetón.

Distinto a otros jóvenes, Ferrer Torres no tiene apuros por graduarse, y prefiere combinar sus estudios con su negocio propio. “Como sé que estoy seguro que me voy a graduar, no siento ningún apuro. Muchos de mis compañeros sí lo tienen, como si les estuviere esperando un trabajo el día de su graduación. A mí no me sucede porque me encanta la universidad, y estoy estudiando lo que me ha gustado toda mi vida, y a la vez poniéndolo en práctica con mi empresa”.

Dentro de sus planes, están el terminar su película y hacer un CD/DVD musical con varios artistas famosos de reggaetón. Sueña con que “El precio de la fama” se exhiba en las principales salas de cine del País, y no descarta conquistar el mercado internacional con su talento. Desea explorar otros géneros, más allá del reggaetón, y ya revolotean en su mente una película de misterio y otra de drama, las que espera producir en el 2008.

“Siempre le doy gracias a Dios por todo lo que me ha pasado. Por mis experiencias, por mi familia, por criarme pobre y aprender a valorar lo que tengo, por darme salud, sabiduría, y por darme la fuerza de echar hacia adelante. Aunque mi padre haya muerto, o haya problemas sociales en mi familia, o me haya criado en áreas del bajo mundo, nunca me dejé caer, ni cogí eso de excusa para no echar hacia delante”, concluyó la mente creativa de Geniuz Mindz.

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.