newheader

En la zona del triunfo

Por Marian Díaz / mdiaz1@elnuevodia.com

A los 21 años es dueño de una cadena de seis tiendas que generan ventas de medio millón de dólares.


Negocios del Domingo
27 de mayo de 2007
Foto por: Carla D. Martínez
Montaje por: Carmen Gautier

El ganador

  • Nombre: José David Cruz Rivera
  • Negocio: Cellular Zone, Inc.
  • Año de comienzo: 2004
  • Ventas en el 2006: $500,000
  • Número de empleados: 14
  • Estudia: Mercadeo en la UPR-recinto de Arecibo

José David Cruz Rivera comenzó su negocio de celulares cuando recibió los primeros cinco teléfonos a los 17 años. (Carla D. Martínez / Fotomontaje: Carmen Gautier)

Imagine esta cadena de seis tiendas ubicadas en el área norte del país que generó el año pasado ventas totales de $500,000, con una ganancia ascendente al 48% de sus ingresos. Tiene una plantilla de 14 empleados, la mayoría de ellos a tiempo completo, quienes trabajan más de 40 horas semanales.

Con ese perfil, uno pensaría que se trata de una corporación multinacional, establecida hace muchos años. La realidad es otra: es una cadena local, cuyo fundador y presidente es un joven universitario que el mes pasado recién cumplió los 21 años.

Su nombre es José David Cruz Rivera, dueño de Cellular Zone, Inc. y ganador del Premio Éxito Empresarial Universitario 2007. A pesar de su juventud, José David posee fuertes dotes empresariales, y algo que impactó a los jueces fue que cree en la bondad de la gente y tiene grandes sueños, pero con los pies bien plantados en la tierra.

“Ese gran sueño comenzó en el baúl de mi carro cuando a mis 17 años de edad recibí los primeros cinco teléfonos que marcarían el comienzo de mi carrera”, relató el joven empresario. Para ese entonces, su cuñado vendía celulares y le ofreció que si le ayudaba a venderlos, él le daría la mitad de las ganancias.

José David cargaba para todos lados con los celulares, los vendía donde quiera, en la escuela, en el vecindario, a los amigos, conocidos y no tan conocidos. El entusiasmo fue tal que en las Navidades del 2004 abrió su primer local de venta de celulares en un barrio del municipio de Camuy.
Era un kiosco 6’ x 6’ que ubicó dentro del supermercado de la vecindad.

El primer día logró vender sólo un celular, pero eso no lo desanimó; por el contrario, luchó con más ahínco para sacar hacia adelante su primer gran negocio. “Trabajaba de día en el negocio, y de tarde y noche en la calle, casa por casa todos los días, incluso los domingos después de la iglesia”, recordó.

El esfuerzo valió la pena, y las ventas empezaron a aumentar. A los 10 meses, abrió el segundo local, y ya no tuvo dudas de que su pequeña empresa tenía grandes oportunidades de éxito.

El sacrificio y su recompensa

Desde pequeño, José David aprendió a ganarse su sustento y aportar con su esfuerzo al ingreso familiar. A los 12 años, obtuvo su primer trabajo, limpiando y acomodando mercancía en las góndolas de un supermercado, cuando salía de la escuela. Allí laboraba hasta las 9 p.m.

“He aprendido que no hay mejor forma de obtener lo soñado que con sacrificio y esfuerzo. En mis comienzos, no tuve ningún tipo de ayuda económica, sólo lo poco que había podido ahorrar de la venta de celulares desde mi baúl. Tampoco tenía crédito porque apenas había cumplido los 17 años de edad, pero eso no tenía por que detener mi progreso”, contó con entusiasmo.

Precisamente a los 17 años se emancipó. Para ese entonces, ahorraba lo más que podía para poder invertir el dinero en su propio negocio. Como tenía empeño en hacerlo crecer, le pidió a los ejecutivos de Verizon Wireless (hoy en día rebautizada como Claro) que visitaran su negocio con el objetivo de negociar un contrato más amplio. La reunión con Verizon fue un éxito y las puertas empezaron a abrirse.

En el 2006, abrió nuevas localidades, y hoy día son un total de seis. En ellas, los consumidores encuentran productos y servicios de cuatro compañías líderes en el mercado: Verizon Wireless, Suncom Wireless, Centennial y Sprint. Esto le permite a los clientes escoger el producto que más se adapta a sus expectativas y deseos.

Además de productos celulares, vende servicios de voz y data, tiene un centro de llamadas, y una división adicional de distribución de equipos celulares que presta servicio a otras tres compañías privadas.

Como en todo negocio, la competencia de venta de celulares es intensa. Por ejemplo, en el centro comercial Plaza del Norte en Hatillo -donde ubica una de los locales de Cellular Zone- hay otra decena de negocios que se dedican al mismo renglón de negocios. Eso sin contar los que hay afuera, en los alrededores.

Pero, José David no le teme a la competencia. Por sus ejecutorias se ha ganado el respeto y la admiración de muchos en la industria.
Xavier González, principal ejecutivo de Developers Diversified Realty (DDR), empresa dueña de Plaza del Norte, Plaza del Atlántico y de otros 13 centros comerciales en Puerto Rico, destacó el dinamismo y la responsabilidad que caracterizan al presidente de Cellular Zone. “En Puerto Rico hacen falta más empresarios que sean como este joven. Yo aplaudo su iniciativa empresarial, es algo que debemos resaltar”, expresó el ejecutivo de DDR.

La clave del éxito

Para el ganador, la diferencia entre un negocio y otro, radica en el servicio al cliente. “Un día decidí buscar cuál era la razón del éxito de algunas compañías. Curiosamente todas coinciden en que más que los precios bajos, el secreto es el servicio al cliente. Desde ese momento dedico tiempo en las reuniones para hablar de esto y enseñar a mis muchachos que sin los clientes no existimos”.
Explicó que los empleados de Cellular Zone reciben un adiestramiento intensivo de tres semanas para comenzar a trabajar y un adiestramiento adicional cada mes.

El entrevistado reconoció que, además del servicio al cliente, la innovación es un puntal fuerte para mantenerse a la vanguardia en el mundo empresarial. Con eso en mente, Cellular Zone trabaja en la idea de un teléfono celular con características personalizadas y enfocadas a dos sectores de la población: uno de ellos para personas mayores de 55 años y otro a los no videntes.

La meta inmediata de Cellular Zone es alcanzar $1 millón en ventas para el próximo año, así como crear una división de vendedores independientes. Más a largo plazo, no descarta convertir el concepto en una franquicia, exportar sus servicios y crear un portal de ventas en internet.

Empresario, estudiante y autor

José David, además de estudiar Mercadeo en la Universidad de Puerto Rico en Arecibo, y manejar su pequeña empresa, trabaja en la redacción de su primer libro.

Se titulará “Segundo aire”, y según sus palabras, el mismo busca motivar a aquellos agobiados por la desesperanza, el pesimismo o a los que la familia los hace desistir de sus anhelos y sueños. Confía en que el libro estará publicado a fines de este año y pueda inspirar a muchos.
Planifica graduarse en el 2009 y estudiar leyes. “Todos nuestros sueños están a la disposición de cuánto podamos extender nuestras manos para alcanzarlos”, concluyó.

Localidades de Cellular Zone

  • Cellular Zone Bayaney
    Carr. 129 K. 15 H. 2
    Hatillo, Puerto Rico

  • Cellular Zone Plaza Atlántico
    Plaza Atlántico Mall
    Carr. #2 Arecibo, Puerto Rico

  • Cellular Zone Plaza del Norte
    Plaza del Norte Mall
    Carr. #2
    Hatillo, Puerto Rico

  • Cellular Zone Quebradilla
    Bo. Cocos
    Carr. #2 Mm. 98.2
    Quebradillas, Puerto Rico

  • Cellular Zone Plaza Gigante
    Bo. Membrillo
    Carr. #2
    Camuy, Puerto Rico

  • Cellular Zone Hatillo Shopping Village
    Bo. Hatillo pueblo
    Carr. #2
    Hatillo, Puerto Rico

 

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.