newheader

Empresaria, madre y estudiante*
Por: Marian Díaz
Fotos: Gabriel López Albarran

NEGOCIOS

A sus 23 años, Lizibeth Nieves es la presidenta de la firma de empleo temporero Personnel Specialists, Inc. en Bayamón, además de ser esposa, madre y estudiante a tiempo completo de Administración de Empresas en la Universidad Interamericana de dicha ciudad.

Con solo dos años de establecido, su negocio ha logrado colocar a unas 320 personas en el mercado de empleo, lo que representa un total de facturación que sobrepasa los $700.00 anuales.

Nieves es la ganadora este año del Premio Éxito Empresarial Universitario, que otorga el International Entrepreneurship Institute con el auspicio de Negocios del Domingo.

La joven empresaria relató que la idea de montar la agencia de empleos surgió tras haber perdido el empleo en un negocio similar donde trabajaba. Narró que el dar a luz a su primer hijo, Japhet Kahel, se reincorporó a su trabajo, pero al poco tiempo fue despedida. Para aquel entonces, la situación económica de ella y su esposo Valentín Vázquez era difícil. El estudiaba el bachillerato y trabajaba a tiempo completo, pero como el dinero no les alcanzaba, ambos vendían ropa a consignación y él tenía un segundo trabajo a tiempo parcial.

Nieves quería generar un ingreso seguro, pero temía pasar otra vez por la experiencia de perder el empleo, por lo que optó por montar su propio negocio. Decidió establecerlo en el área metropolitana porque allí hay más concentración de personas y muchas empresas, indicó. Consiguió un local pequeño de 400 pies cuadrados que alquiló en Bayamón y gestionó un préstamo personal para capital de operaciones por $10,000 en una cooperativa. Solo recibió $6,000 porque los restantes $4,000 la entidad los asignó a la compra de acciones. Así nació Personnel Specialists, Inc.

"Empezamos mi hermana y yo, ella como recepcionista y yo atendía al personal y todo lo demás", narró la joven empresaria. Explicó que semanas antes de la apertura repartió hojas sueltas y pautó anuncios pequeños en el periódico para crear el banco de datos de su agencia de empleos. "Recibí más de 200 resumés, eran tantos que no cabían en el buzón".

El primer día de operaciones entregó la primera propuesta de empleos temporeros. La compañía que la recibió, le solicitó siete personas, y las colocó al segundo día. Al comienzo, las compañías se sorprendían al verla tan joven y no creían que ella fuera la presidenta de la empresa, narró la ganadora, pero evaluaban la propuesta y firmaban el contrato. "En los primeros seis meses, ya (el negocio) se perfilaba exitoso".

Personnel Specialists se especializa en empleos temporeros a la pequeña empresa. La mayoría de los contratos son por un año, aunque muchas empresas se quedan con el empleado de forma permanente y a tiempo completo, dijo la empresaria, quien es socia del Centro Unido de Detallistas y de la Asociación de Industriales de Puerto Rico.

Desde hace dos años, Nieves trabaja de 8 a.m. a 5 p.m. en su negocio y estudia de noche.

Una de las mayores dificultades, según Nieves, que enfrentan los jóvenes para convertirse en empresarios es la falta de apoyo de las instituciones financieras del país. Al ser tan jóvenes, muchos bancos desconfían y no escuchan las propuestas de negocio que les presenta este sector. Por eso, la mayoría de ellos recurre a sus papás o a familiares inmediatos para que los ayuden con el financiamiento.

De igual forma, algunos profesores también se convierten en mentores de estos jóvenes y en ocasiones son los que los asesoran en administración, mercadeo y en la contabilidad de sus negocios. "Los jóvenes necesitamos el apoyo y el estímulo de otros", reconoció la también estudiante de Recursos Humanos. Mencionó que en su caso, el profesor Nicolás Rosario y quien enseña Mercadeo en la Inter de Bayamón, ha sido uno de los que más la ha motivado a desarrollarse como empresaria.

Y aunque muchos de nosotros quizás no aguantaríamos el "ajoro diario" de Nieves, ella se la ingenia para sacar fuerzas y tiempo para desarrollar otras empresas. Hace unas semanas abrió un salón de belleza en Bayamón, bajo el nombre de Shapes, y antes de que termine el 2001 inaugurará una "boutique" en un centro comercial en el área norte. Asimismo, entre sus planes futuros están el comprar un edificio para establecer allí la agencia y abrir una o dos sucursales fuera del área metropolitana.

Sin embargo, la desaceleración de la economía y los cierres de fábrica han comenzado a impactar a muchas empresas, incluyendo a negocios como el de Nieves. Pero ella confía en que la situación va a mejorar y no duda un momento en que, pase lo que pase, ella continuará siendo empresaria.

"Yo no me veo como una empleada de otra persona. Tuve la experiencia y no me visualizo volver a eso. Yo he vendido ropa desde los 13 años, si me va mal, me las invento", concluyó.

*Empresaria, madre y estudiante es una reproducción del artículo publicado por el periódico El Nuevo Día, el 20 de mayo de 2001, en la Revista de Negocios del Domingo, página 9.

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.