newheader

Orgullo y astucia* ( Continuación de Guía para los jóvenes empresarios)
Por Marian Díaz
De Negocios


Evelyn Echols

Sin embargo, para Evelyn Echols, fundadora de la primera escuela de viajes en Estados Unidos en la década de 1960 y recipiente de decenas de reconocimientos alrededor del mundo por su trayectoria empresarial, el sentir orgullo de sí mismo es uno de los atributos que distingue a los empresarios exitosos y no cree que estos deban olvidarse de su ego.

Echols narró cómo en los años 40 comenzó una pequeña agencia de viajes en Nueva York y en poco tiempo y con mucha astucia logró que compañías de la talla de Pepsi Bottling Co. se convirtieran en sus clientes. Para ese tiempo, la actriz más famosa de Hollywood era Joan Crawford, pero pese a su fama, no había podido encontrar hospedaje en una "suite" de un reconocido hotel estadounidense.

Echols se propuso conseguir esa habitación para Crawford, ya que con ello obtendría renombre y respeto para su agencia dentro de la industria. La astuta empresaria consiguió el nombre y los teléfonos de los huéspedes que tenían reservaciones para las mencionadas "suites" y los llamó para ofrecerle una contraoferta. Uno de ellos aceptó y así Echols logró impresionar a muchos, incluyendo a los jefes de Pepsi, que era una de las firmas que auspiciaba en ese momento a la actriz. Como resultado de su exitosa gestión, la embotelladora le otorgó a ella su cuenta a nivel internacional.

Echols, quien aún siente orgullo de esa hazaña que realizó hace casi 60 años, exhortó también a los jóvenes a que hagan un buen estudio de mercado antes de lanzarse por su cuenta y a que no inviertan grandes sumas de dinero en el comienzo. "Empieza pequeño y presupuesta bien", señaló.

Asimismo, los aconsejó a que tengan un contable y un abogado. "Contrata a uno que sea pequeño y que crezca contigo. Reúnete con él muchas veces para discutir tus planes y sus funciones, antes de firmar un contrato profesional con ellos", dijo Echols.

*Orgullo y astucia es una reproducción del artículo publicado por el periódico El Nuevo Día, el 3 de diciembre de 2000, en la Revista de Negocios del Domingo, página 14.

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.