newheader

RINDE FRUTOS LA COSECHA EMPRESARIAL
Por Yaritza Santiago / end.ysantiago1@elnuevodia.com

Por 10 años, ganadores y finalistas del Premio Éxito Empresarial Universitario han creado
empleos y llevado sus empresas a nuevos niveles


“Para lograr los sueños hay que actuar”. “Se podrán cerrar muchas puertas, pero otras se
abrirán”. “Siempre hay tropiezos, lo importante es aprender de ellos y seguir adelante”.

Estas palabras no vienen de un libro de motivación, sino de cinco jóvenes empresarios que
con perseverancia y esfuerzo han logrado mantener a flote sus negocios, a pesar de las
vicisitudes en su trayectoria. Nos referimos a quienes fueron finalistas y ganadores de las
pasadas ediciones del Premio Éxito Empresarial Universitario. Éstos compartieron con
Negocios sus retos y frutos en su carrera empresarial.

El encanto de Ángel Santiago

El año entrante, Café Encantos, empresa dedicada a la siembra, elaboración, distribución y
exportación de café, cumplirá su décimo aniversario, trayectoria que enorgullece a su
propietario Angel Santiago, finalista del premio en el 2000.

Y es que con las condiciones económicas en el país, dijo que Café Encantos, que opera en
Bayamón, ha logrado ocupar un sitial en el mercado y aumentar sus ventas, de $10,000
que generó el primer año, a $3 millones anuales.

El camino no ha sido fácil, contó Santiago, pues hace un año se quemaron las tres máquinas
tostadoras de café en la fábrica, lo que retrasó por unos días la entrega del producto, y hoy
día tiene que luchar con la competencia y con la crisis económica que atraviesa Puerto Rico.
“Hemos salido a flote buscando soluciones creativas con los clientes, invirtiendo en
tecnología, haciendo mucho sacrifico y trabajando en equipo”, sostuvo Santiago, quien logró
abrir varias tiendas de café dentro de algunos Sam's Club. “Parte del éxito de un negocio,
es estar convenido de que ese negocio es lo que realmente a uno le gusta hacer”.

Brillo empresarial al estilo de Jafet

LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS han estado llenos de muchos éxitos para Jafet Santiago,
presidente de Spark of Entertainment y finalista del premio en el 2005. Fundó en el 2004 la
empresa productora de espectáculos y eventos, y cerró con ingresos de $284,000 en el 2008.
Recordó que al ver su foto en la edición del Premio 2005 dijo: “Esa va a ser la primera de
muchas que van a salir de este empresario caborrojeño”.

“Honestamente, el Premio me hizo creer en que se podían alcanzar las metas que uno se
propusiera, siempre y cuando fueras organizado, te esforzaras y estuvieras dispuesto a hacer
las cosas correctamente. La competencia y el reconocimiento me motivaron a emprender mi
carrera empresarial con un solo norte, el de llegar a ser un ente que genere actividad económica
para Puerto Rico y el mundo entero”. Santiago, junto a su esposa Melissa, ha producido
eventos como las tarimas del Gangster y Funky Joe en las Justas 2009, No Te Duermas en
Las Justas 2008 y festivales playeros. En sus producciones, han participado Don Omar,
Daddy Yankee y Kany García, y entre sus clientes figuran Coors Light, V. Suárez, Pepsi Américas,
Primera Hora y La X 100.7.

Su pasión, esfuerzo y el apoyo familiar son la gasolina para que este presidente de la Comisión
de Nuevas Admisiones del Colegio de Productores de Espectáculos Públicos continúe su éxito.

Marleene Quiñones navega la tempestad
Para la propietaria de la tienda de ropa New Wave Surf Shop y ganadora del premio en el
2008, Marleene Quiñones, un empresario debe seguir adelante a pesar de las malas
experiencias en el camino.

De esto, puede dar fe pues en septiembre del 2005 le robaron en la tienda que ubica en San
Germán, y el año pasado, en octubre, volvieron a robarle $6,000 en mercancía. Además, la
crisis económica afectó las ventas, por lo que se mudó a un lugar más pequeño.

“No ha sido fácil. Pero me mantengo minimizando los gastos, lanzando promociones y
descuentos, trabajando con menos mercancía y menos empleados”, sostuvo la joven, quien
resaltó que llevar a un niño en su vientre la motiva a continuar el negocio que inició hace
cuatro años. “Siempre hay tropiezos, lo importante es aprender de ellos y seguir adelante”,
recalcó.

El dulce negocio de Carlos Ponce
De vendedor de carpas a elaborador de limbers naturales, la travesía de Carlos Ponce,
finalista del premio en el 2000, ha sido una intensa.

Ponce relató que hace un poco más de tres años, vendió el negocio Mundo Carpas, que
abrió en 1998 en Mayagüez, tras casarse y mudarse a Caguas. En la Ciudad Criolla,
visualizó atender un área sin explotar, como es el negocio de los limbers, creando su nueva
empresa donde trabajan ocho personas.

Asegura que el negocio va viento en popa, pues ya elabora 13 sabores de limbers, que se
venden en sobre 400 puntos de ventas. “Estamos cerrando anualmente con crecimiento”,
apuntó Ponce, de 29 años quien agregó que conseguir un financiamiento para iniciar el
negocio fue cuesta arriba.

“Por mi edad, hubo bancos que no creían en mí y me cerraron las puertas. Pero seguí
tocando y al final lo logré”, dijo el joven quien enfatiza a los futuros empresarios que
“podrán cerrarse muchas puertas, pero otras se abrirán”.

Pasando revista con Wilfredo Pérez
La revista Mosaico, lanzada en el 2008, llegó este año a su cuarta edición con reconocidas
figuras artísticas ilustradas en su portada, contó Wilfredo Pérez, fundador de la publicación y
finalista del premio en el 2008.

“Hemos logrado añadir más contenido no solo de temas escritos por colaboradores sino
también de entrevistas a varios artistas como Melina León y Víctor Manuel, entre otras
figuras públicas”, dijo.

La revista, también cuenta con nuevos auspiciadores, y está en el proceso de extender su
presencia, actualmente en el oeste, al norte de la Isla.

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.