newheader

Sin temor ante los retos*
Por: Marian Díaz
Fotos: Diana Novoa

Contrario a lo que muchos piensan, los jóvenes son más visionarios, arriesgados, responsables y entusiastas que muchos adultos. Ellos no le temen a los retos, son optimistas por naturaleza y hacen lo indecible por alcanzar una meta. Por eso, para muchos es algo normal estudiar en la universidad a tiempo completo, tener pareja e hijos y como si fuera poco, ser dueños de su propio negocio, lo que representa un enorme reto ya que supone el supervisar empleados, y lidiar con clientes y suplidores.

Negocios del Domingo entrevistó a algunos empresarios universitarios, quienes resultados finalistas este año del Premio Éxito Empresarial Universitario, para conocer qué los motivó a lanzar su empresa, cómo obtuvieron el financiamiento, los retos que han vencido y hacia dónde se encaminan una vez se gradúen. Este es el segundo año consecutivo en que se celebra esta premiación en la isla, la que es organizada por el International Entrepreneurship Institute y auspiciada por Negocios del Domingo.

Estos universitarios estudian diferentes bachilleratos, desde finanzas y mercadeo, hasta educación, humanidades e ingeniería mecánica, entre muchas otras disciplinas. Algunos decidieron montar su negocio para generar un ingreso adicional, otros porque crecieron en ese ambiente empresarial y se inspiraron en algún familiar y hubo quienes lo vieron como una alternativa para manejar su propio tiempo, en vez de que alguien les regule el horario.


Foto por: Gabriel López Albarran

Una de las participantes, Lizibeth Nieves, quien resultó ganadora este año del Premio, dijo que se motivó al perder su trabajo en una agencia de empleos. A los pocos meses de haber regresado de maternidad en 1999, el patrono la despidió. Sin trabajo y con un bebé recién nacido, la estudiante de Recursos Humanos decidió montar ella una agencia similar. Su esposo también era estudiante de bachillerato para aquel entonces, y tenía dos empleos para mantener a la familia.

Para poder comenzar, Nieves solicitó un préstamo personal en la banca privada, pero se lo denegaron. No se atrevía mencionar que era para montar un pequeño negocio porque, según ella, las opciones de aprobación serían menores. Finalmente una cooperativa, después de rechazar el préstamo en tres ocasiones, le otorgó el financiamiento; no sin antes, poner como condición que el pago mensual lo descontarían del cheque de su esposo, quien es policía.

"Nosotros sacábamos hasta sillas y escritorios de la basura, de compañías grandes y las pintábamos. Mi esposo trabajaba en una fábrica "part-time" y cada vez que botaban algo, él lo recogía. Formamos como un almacén en la casa, y yo decía Dios mío este basurero. La primera computadora también la sacamos del zafacón, le cambié las tarjetas y la pusimos como nueva", recordó Nieves.

Su negocio, Personnel Specialists, ubicado en Bayamón, facturó más de $700,000 el pasado año y en sólo dos años ha colocado a mas de 500 personas en empleos temporeros en el área metropolitana.

Otra de las participantes, Natallia Ruiz, dueña de E-Tech Solutiions en Vega Baja, dijo que tuvo que hacer de tripas corazones para establecer su propia empresa. Los bancas estaban reacios a prestarle porque era muy joven y le aconsejaban que esperara más tiempo para montar su empresa. "Un banco me dijo que no fuera tan apasionada y que lo cogiera suave. Es similar a cuando un estudiante acabado de graduar le piden experiencia de trabajo. Eso es algo bien frustrante.

Ruiz opinó que esa falta de confianza en los jóvenes del país puede causar que muchos desistan de comenzar su carrera empresarial. En su caso, empezó el negocio desde su casa y usando tarjetas de crédito personales para financiar las compras. No fue hasta transcurrido un año que estableció la oficina en una zona comercial. E-Tech Solutions se especializa en el diseño de soluciones tecnológicas para las pequeñas empresas.

Próxima pagina

*Sin temor ante los retos es una reproducción del artículo publicado por el periódico El Nuevo Día, el 20 de mayo de 2001, en la Revista de Negocios del Domingo, página 4.

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.