newheader

Éxito por accidente* ( Continuación de Guía para los jóvenes empresarios)
Por Marian Díaz
De Negocios


Charlie Trotter

Mientras, Charlie Trotter, dueño del restaurante del mismo nombre, catalogado como el mejor restaurante de Estados Unidos y quien fuera otro de los conferenciantes en la convención de CEO, explicó que él no hizo ni estudios de mercado ni presupuesto ni planes de negocio cuando decidió que establecería su propio negocio.

"Yo soy empresario por accidente, no hice un plan (de negocios) ni tenía presupuesto ni estudié el mercado. Pero estaba seguro de lo que quería ser, de cuál era mi pasión y mis talentos y qué era lo que me hacía feliz".

Indicó que fue en la Universidad que tomó la decisión de ser "chef" de cocina. Trabajó en muchos lugares y en 1987 decidió abrir su propio restaurante sin saber muy bien lo que estaba haciendo y por eso, según él, perdió mucho dinero al comienzo.

El restaurante Charlie Trotter se especializa en comida hecha a base de productos orgánicos, no está permitido fumar en el local y no se sirven cócteles (esta decisión la tomó recientemente). El precio promedio por persona por visita es de $200 y debido a la gran demanda que tiene este negocio, en ocasiones hay que hacer reservaciones hasta con tres meses de anticipación.

Para su dueño, ser entrepreneur es "seguir el instinto y tomar decisiones basadas en ello".

Otros empresarios disertaron sobre los negocios "puntocom" y cómo la tecnología ha alterado la forma de hacer negocios en el planeta. Para algunos, el futuro de las empresas está relacionado íntimamente con la habilidad que tengan éstas para adaptarse a los cambios tecnológicos, pero otros aconsejaron cautela ante el creciente auge de los negocios a través de la red, pues muchos de estos podrían desaparecer más rápido de lo que tardaron en gestarse.

En lo que sí pareció haber consenso entre los conferenciantes de la convención de CEO, fue en que mucho ha cambiado desde los tiempos en que se creía que el estudiante debía terminar un bachillerato y estar 30 años como empleado antes que pudiera montar su propio negocio.

"Eso es cosa del pasado, y si no me creen, la prueba está aquí en este público", comentó Sherman.

*Éxito por accidente es una reproducción del artículo publicado por el periódico El Nuevo Día, el 3 de diciembre de 2000, en la Revista de Negocios del Domingo, página 14.

 

Diseño y Mantenimiento por Viviré Network, Inc.